Carolina Luján, la “Gran Maestra Absoluta” del ajedrez

44

Según datos de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE por su nombre en francés, Fédération Internationale des Échecs), se calcula que alrededor de 800 millones de personas juegan regularmente al ajedrez. De toda esa cantidad, solo unas diez mil personas cuentan con títulos otorgados por la organización.

Y de entre los jugadores, hay una argentina que se destaca: Carolina Luján es una de las tres mujeres de nuestro país que cuenta con el título de Gran Maestra Femenina. No sólo eso: ella es la única de este territorio que ostenta el de Gran Maestra Absoluta.

Carolina desde los siete años descubrió su interés por este deporte de mente cuando empezó a jugar junto a su familia en su casa de Buenos Aires. Sus siguientes movimientos de piezas los realizó en una biblioteca en horarios nocturnos donde su padre la llevaba. “Era el ambiente de la época, no había otras opciones”, contó en diálogo con LU5. Con el tiempo, Carolina encontró un lugar donde aprender con niños de su edad en la escuela de ajedrez del Club Alem.

Su gran pasión y su notable rendimiento la llevaron a tomar clases particulares con un entrenador y así fue obteniendo grandes logros en torneos infantiles panamericanos y mundiales. “Desde muy chica estuve viajando por el mundo representando a Argentina”, relató con orgullo Carolina.

Ya con casi 30 años como ajedrecista, hoy la Gran Maestra Absoluta argentina vive este deporte como su profesión y su trabajo aunque no siempre fue así. “Recuerdo que de chica lo disfrutaba como un juego más, me encantaba jugarlo y estaba horas entretenida. Hoy ya lo veo con otros ojos, como profesional”, explicó Luján.

En diferentes ocasiones fue campeona argentina, sudamericana y panamericana. Además, representó al país en seis copas mundiales y en nueve olimpíadas consecutivas. A esa rica vitrina le sumó sus títulos de Gran Maestra Femenina y Gran Maestra Absoluta (mixto) que se consiguen sólo con desempeños extraordinarios.

“Para tener los títulos de maestría, que los otorga la FIDE, tenés que tener muy buenas performances en determinados torneos que otorgan normas. Las normas componen y son parte de ese título. Si juntás tres normas y tenés un muy buen ranking, lográs el título de maestría”, especificó Luján.

A pesar de haber alcanzado tales proezas y de ser una referente nacional del deporte, Carolina ponderó que nunca se deja de aprender. “En el ajedrez siempre hay errores, imprecisiones para aprender y progresar, son cosas que uno hace mal y que busca mejorar”, indicó la Gran Maestra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *