¿Cómo protegemos a las mascotas de la pirotecnia?

353

Aunque está prohibido por ley el uso de la pirotecnia, cada fin de año nuestras mascotas sufren mucho por los fuertes estruendos. Y es necesario que los propietarios de perritos y gatitos estemos atentos a sus necesidades.

Las principales afectaciones que los fuegos artificiales generan para las mascotas están relacionadas con el sentido auditivo de los animales.

El veterinario Sergio Gómez, columnista del programa Todo Bien y conductor de Vete a la Cucha, señaló que si tenés un perro y ya sabes cómo actúa frente a la pirotecnia “ya tendrías que estar con su veterinario hablando de un plan de gotas como para que el 24 y el 31 ese perrito no sufra. Y el gato no pasa nada”.

Gómez recomendó tomar las previsiones necesarias con anticipación, teniendo en cuenta que Navidad y Año Nuevo será un domingo y las veterinarias trabajan hasta el sábado.

En el caso de que no sabes cómo se va a comportar tu perro podes hacer ruidos con el celular para ver qué actitud va a tomar. Y se hace un trabajo que en caso de que el perro se asuste le das una salchicha, lo empezas a premiar con algo rico como para que asocie el ruido de la pirotecnia es amigable y no es que el mundo se le viene el mundo abajo”, explicó.

Además sugirió dejar al animal en un lugar tranquilo. “Normalmente lo podes dejar en el baño, que está oscuro, no tiene ventanas con vidrios grandes por si se quiere escapar. Que no va a romper nada. Lo dejas ahí tranqui con música. O podés dejarlo que se meta debajo de la cama, dejar la puerta abierta del dormitorio. Cuanto más escondido este para él mucho mejor”, aconsejó el vete.

Recomendaciones

En el caso de mascotas domésticas, se recomienda ubicar a los animales en un espacio cómodo y seguro, con sus juguetes habituales, comida, agua y algún sonido con el que estén familiarizados.

Es recomendable mantenerlos en un lugar que no tenga una salida próxima para evitar que por el pánico huyan despavoridos y se pierdan o lastimen.

Es importante mencionar también que bajo ninguna circunstancia se debe automedicar a las mascotas y que, en caso de que requieran un sedante para tranquilizar su crisis nerviosa, éste deberá ser recetado y suministrado únicamente por un profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *