¿Cuál es la agenda de Cecilia de Larminat, nueva presidente de la SRN?

282

La Sociedad Rural de Neuquén (SRN) atraviesa días ajetreados: está celebrando su 90 aniversario, acaba de terminar su 80 Exposición Rural en Junín de los Andes y eligió a la ingeniera agrónoma María Cecilia de Larminat como su presidente, la primera vez que una mujer liderará la entidad campera neuquina. 

La flamante presidente anticipó: “trabajaremos en reforzar lo que se viene haciendo de todo lo que tiene que ver con la defensa de la propiedad privada, con el contacto con las autoridades provinciales para mejorar las condiciones de producción, todo lo que es infraestructura, logística, disminuir la burocracia como para que el productor pueda trabajar lo mejor posible dentro del contexto nacional que no es muy bueno. Queremos que las cosas que se puedan ir solucionando, son problemas de larga data”.

La nueva Comisión Directiva, encabezada por María Cecilia de Larminat.

¿Qué desafíos te esperan al frente de la SRN?

Estar a la altura de lo que se espera de alguien que ocupa un cargo así y al mismo tiempo poder seguir trabajando. Nosotros tenemos un emprendimiento familiar y una hija de 15 años que tenemos que llevar al colegio todos los días. Compaginar todo eso creo que va a ser un gran desafío, eso en lo personal.

En lo que se refiere a la gestión, una de las cosas que yo creo que se tiene que profundizar lo que se ha venido haciendo desde hace tiempo desde Comisión Directiva y que se continuó fuertemente con Diego (García Rambeaud) como presidente, que es representar a mayor cantidad de productores.

La idea es no quedarnos en la representación de una determinada escala de productores, sino ser la voz o poder representar a todo aquel que produce en el campo, básicamente alimentos, pero puede ser también forraje para animales o todo tipo de producción primaria y que por ahí tiene una escala más chica o está en otro lugar de la provincia que no es tan tradicional para esa producción. 

Me interesa nuclear a toda la gama de productores primarios o agropecuarios de la provincia. Siempre dentro de los productores genuinos, que producen para progresar, con esfuerzo propio, tratando siempre de mejorar, de hacer productos de calidad, de una manera formal. Es un camino que se viene haciendo hace rato y me interesa profundizarlo.

Otro desafío es ir incorporando a la generación siguiente. Este año hicimos una reunión de jóvenes el jueves en la expo y estuvo buenísimo. Por lo que salió en ese encuentro, hay mucha preocupación por lo ambiental, la producción sustentable y la relación entre el campo y la ciudad.

También estoy pensando en cambiar la imagen que a veces se tiene de la gente de campo. Lo que pasa es que hay una idea de campo versus ciudad que no es tal. Hay que ir mostrando cómo es la realidad concreta y del día a día en el campo. Nosotros vivimos en el lugar de trabajo, de lunes a lunes, sin feriados, ni horarios fijos.

Obviamente hay distintas escalas, por ahí habrá algunos que por supuesto pueden estar más relajados y tranquilos que otros, pero si es así, es porque das un montón de trabajo a mucha gente. Y eso está muy bueno también, porque es lo que necesita nuestro país: empleo genuino y formal.

“La idea es no quedarnos en la representación de una determinada escala de productores, sino ser la voz o poder representar a todo aquel que produce en el campo”, aseguró María Cecilia de Larminat.

Imagino que esa rutina relajada no es lo más común…

Claro. La mayoría en el campo hoy no puede hacer eso. Tenés que laburar vos, tenés que reemplazar al personal los fines de semana y feriados si no te da para pagar extras, y hoy en día cada vez hay más feriados.

Hay otra cosa que es muy importante que se genera en el campo, que es la ocupación real, concreta y permanente del territorio. Si todos estuviéramos en las ciudades, en el campo no habría nadie y además, no comeríamos. Uno abre la heladera y todo lo que hay ahí sale del campo.

Lo que un productor quiere es producir con la mejor calidad posible de una manera sustentable, dar trabajo y que todos se puedan desarrollar y vivir dignamente.

Teniendo el objetivo de ampliar la representación, entiendo que seguirán los encuentros y recorridas por la provincia. ¿Es así?

Claro, exacto. Habíamos empezado antes de la pandemia con reuniones en Zapala, Añelo, Quillen y en Aluminé, que fue virtual y no es lo mismo.

La idea es seguir, ir a los lugares y tener ese contacto con los productores de la zona y recoger las preocupaciones y los problemas o las propuestas o aportes que tengan, que son distintas realidades de cuando te vas moviendo dentro de la provincia.

También trabajaremos en reforzar lo que se viene haciendo de todo lo que tiene que ver con la defensa de la propiedad privada; con el contacto con las autoridades provinciales para mejorar las condiciones de producción, todo lo que es infraestructura, logística, disminuir la burocracia como para que el productor pueda trabajar lo mejor posible, lo más cómodo posible dentro del contexto nacional que no es muy bueno. Queremos que las cosas se puedan ir solucionando, son problemas de larga data.

El domingo, García Rambeaud  enumeró temas que como decís vos, son de larga data. Habló de infraestructura, seguridad jurídica, presión impositiva, el relevamiento. ¿Qué posición tenés en torno a esas cuestiones?

La misma que él, son temas de todos los días. Todos los años desde hace 3, los viernes de la expo nos reunimos con todo el Gabinete provincial. Siempre se tratan un montón de temas relacionados a la producción, a la fauna, relativos a seguridad, a impuestos. Hay algunas cosas que se han hecho pero hay muchas que faltan. No es solo reunirnos, sino después darle seguimiento a los temas.

Volviendo a tu pregunta, la agenda es esa. En primer lugar, encabeza el tema de seguridad jurídica con la defensa de la propia privada, y ese tema que está, obviamente, sobre el tapete, no solo a nivel provincial sino del país, con esto de los relevamientos. Y después todo lo que es infraestructura.

También hay temas que parecen menores como que un matadero funcione como corresponde , comparado con que  tengas la posibilidad de perder tu casa o tu campo es algo menor, pero también hay que ocuparse.

Hay que ocuparse de todas esas cosas y nosotros al querer ser la voz de los productores, tenemos que ocuparnos de cada uno de esos temas.

Entiendo que la relación con el Gobierno provincial es fluida, ¿es efectiva?

Es fluida y eso es muy bueno. Hay que rescatar esto de poder levantar el teléfono y poder hablar, tener una reunión o llamar y que te atiendan. Eso no pasa en todas las provincias y hay que reconocerlo.

Como institución tenemos una relación fluida, pero falta después concretar los acuerdos, avanzar e ir resolviendo las cosas, como cerrando cosas para pasar a lo siguiente, concretar avances.

Tal vez no es mala voluntad, tal vez es por el contexto nacional que no permite que muchas cosas avancen, pero nosotros como ciudadanos y como productores tenemos la obligación de seguir reclamando.

Ahora que lo mencionas, otro tema que apareció en el discurso del domingo fue la compleja relación con el Gobierno Nacional.

Si, porque lo que pasa es que uno ve que están muy lejos de los problemas reales, tienen una agenda que no coincide con la de la gente de a pie. Están en luchas internas o en temas que hacen que la inseguridad, tanto jurídica como económica, aumente. Entonces, el clima para inversiones es realmente malo.

Creemos que eso condiciona todo lo demás, porque vos con una inflación como la que tenemos no podés proyectar, no sabes qué va a pasar mañana, qué va a pasar dentro de 15 días. Eso frena todo porque no hay confianza.

Es una situación muy compleja a nivel nacional, desde todos los ángulos; ojalá que podamos encontrar un camino de cordura, democrático, republicano, en el que se respeten los poderes y la Constitución así como las leyes. 

Queremos un país normal en el que tengas la garantía de que te vas a levantar a la mañana y las condiciones van a ser más o menos las mismas que pensabas que iban a ser, y que tengas un horizonte un poco más estable. 

Creo que todos necesitamos eso, desde el productor hasta el industrial, hasta el empleado público, todos, porque a todos nos afecta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *