El incendio en Los Alerces lleva más de diez días sin control y afectó más de 6000 hectáreas

37

Tras casi dos semanas de haberse iniciado los primeros focos ígneos, continúa el incesante trabajo de brigadistas en el Parque Nacional Los Alerces. La voracidad de las llamas y las condiciones meteorológicas adversas generan un panorama complejo para poder circunscribir el fuego y que no avance.

El incendio se inició el 25 de enero dentro del territorio de Los Alerces y luego se extendió al interior de jurisdicción provincial, arrasando con más miles de hectáreas de bosque nativo.

Mario Cárdenas, jefe del departamento de Incendios Comunicaciones y Emergencias (ICE) del Parque Nacional Los Alerces, habló con LU5 y describió el trabajo de las últimas horas: “El incendio está activo en todos sus sectores y ya afectó a más de 6000 hectáreas. El panorama meteorológico no es el mejor, llevamos más de 10 días y no hemos tenido un día tranquilo que nos permita trabajar y afianzar líneas para que el fuego no avance. Tenemos días con mucho calor y los vientos nos están complicando muchísimo”.

En las últimas horas, el incendio forestal estaba avanzando más allá del Parque Nacional y llegando hacia la ciudad de Esquel. “Nos separa una cordillera de esa localidad y, para dar una idea, el fuego subió toda la montaña y se descolgó hacia el otro lado”, graficó Cárdenas y agregó: “Sabemos que están trabajando ahí de manera intensa desde el domingo a la noche para cortar el avance y que no siga en esa dirección”.

Brigadistas

La intensidad del siniestro que desde hace días arrasa tierras chubutenses, comienza a agotar al personal abocado a combatirlo. En los próximos días “van a llegar brigadistas de Córdoba“, adelantó Cárdenas y explicó que es necesario el recambio porque los que están actualmente ya llevan “diez días de trabajo y tiene que venir otro grupo para que puedan ir a sus casas y descansar”.

A este incendio se le sumó otro en la región en las últimas horas y es el del Parque Nacional Nahuel Huapi. Al respecto, Cárdenas destacó la importancia de coordinar esfuerzos para poder combatir ambos siniestros.

“Esto implica que los recursos, brigadistas y maquinarias, se tienen que empezar a distribuir en muchas más zonas de incendios. Hay que ir evaluando y gestionando para que los recursos estén disponibles para todos los lugares que están siendo afectados por los incendios”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *