Una mujer asesinada cada 30 horas

415

Los miércoles en el programa Viento a Favor, la periodista Ailín Trepiana presenta “Bellas y Fuertes”, la columna de género en la que se analizan temas de actualidad desde un enfoque feminista.

En esta ocasión, Ailín consultó a la presidenta de la Casa del Encuentro y directora del Observatorio de Femicidios en Argentina “Marisel Zambrano”, Ada Rico, sobre las alarmantes cifras de víctimas de asesinatos por violencia de género en Argentina durante el 2023.

“Pasaron 15 años desde el primer informe y seguimos hablando de una mujer o una compañera trans asesinada cada 30 horas en nuestro país. Eso realmente nos preocupa, nos alarma y nos impulsa a reclamar más políticas públicas”, manifestó Rico.

“En estos primeros 11 meses registramos 276 femicidios de mujeres, y niñas, 4 transtravesticidios y 22 femicidios vinculados de varones, adultos y niños. La mayoría de los 22 son niños asesinados por la pareja de la mamá”, expresó

La directora del Observatorio de Femicidios aseguró que existe una preocupación muy grande respecto a las cifras existentes. “Vemos que no es solamente un tema de mujeres, es un tema que repercute a toda la sociedad”, dijo.

Provincias con cifras alarmantes

Rico reconoció que en relación a los valores absolutos “siempre figuran las provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba en los primeros lugares”.

Después tenemos provincias como Neuquén que realmente nos alarma el incremento con 9 femicidios”, explicó.

“Quiero hacer un llamado especial al Poder Judicial porque tenemos mujeres que han sido asesinadas y tenían denuncias previas y no se las protegió”, señaló.

Cambio Cultural

La presidenta de la Casa del Encuentro destacó que hasta que no se produzca el cambio cultural tan necesario en la Argentina, “para que la mujer deje de ser considerada como un objeto de pertenencia de un otro, hay que profundizar aún más las campañas de prevención a nivel federal”.

Rico consideró que existe un hecho bisagra que fue el 3 de junio del 2015, y que tiene que ver con el primer “Ni una menos”, donde toda la sociedad salió masivamente a reclamar el fin de la violencia sexista.

“Ese acontecimiento vino acompañado de reclamos que se concretaron como que en la actualidad tenemos estadísticas de femicidios oficiales, tenemos distintas leyes y antes en el 2012 se sancionó la ley de agravante por violencia de género”, aseguró Rico.

Futuro cercano

Rico se mostró preocupada frente a lo que pueda suceder con las políticas de género en la Argentina ante el cambio de gestión. “Estamos esperando ver que es lo que sucede”, advirtió.

“Nos han preocupado las manifestaciones de distintos funcionarios y funcionarias e incluso el presidente electo al respecto”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *