Presentan un Atlas Ambiental sobre Vaca Muerta

112

El Observatorio Petrolero Sur presentará su nuevo “Atlas Ambiental de Vaca Muerta” que establece cómo son las relaciones y la interacción entre extracción, ambiente y sociedad. Se trata de un material inédito que llevó cerca de tres años de investigación.

Vaca Muerta, Argentina, 23 de diciembre de 2016: Extraction of unconventional oil. Battery of pumping trucks for hydraulic fracturing (Fracking).

En diálogo con LU5, Miguel Di Ferdinando, licenciado en Ciencias Ambientales y autor del “Atlas Ambiental de Vaca Muerta: Cartografía de lo Oculto”, contó que junto con el profesor Javier Grosso se pusieron en contacto con el Observatorio Petrolero Sur para elaborar el Atlas sobre los impactos socioambientales en Vaca Muerta.

El entrevistado reconoció que tomaron distintos impactos de Vaca Muerta pensados para trasladarlos al aula en cualquiera de los niveles educativos, ya que no se habla tanto del yacimiento petrolífero por fuera de los récords de extracción de gas y de petróleo.

“Básicamente trabajamos lo que es el consumo de agua dulce por parte de las petroleras vinculadas a el fracking, que tiene que ver con el consumo de agua dulce de los cursos de agua de los principales ríos de la región y también de los acuíferos subterráneos”, explicó Di Ferdinando.

“También trabajamos la sismicidad inducida asociada a Vaca Muerta y al fracking. Es muy conocido el caso de Sauzal Bonito, muy mediático, pero también se genera sismicidad en toda la región de mayor intensidad de fracturas”, señaló.

Por otra parte, el especialista aseguró que incluyeron temas que tienen que ver con la relación entre la extracción de hidrocarburos y el calentamiento global y también el tratamiento de residuos petroleros que se multiplicaron en la zona.

Mayores controles estatales

El licenciado dijo que es necesario que exista más control en los impactos ambientales, con un “mayor protagonismo del Estado” ya que el manejo de estas situaciones muchas veces las resuelven las empresas.

Di Ferdinando reconoció que es necesario preguntarse para qué es el gas y el petróleo, porque en paralelo a la extracción las obras de infraestructura vinculadas a Vaca Muerta están pensadas para exportar el crudo “sin ningún valor agregado”.

“Eso no va asociado a un desarrollo local o regional. No está asociado a la preocupación, al desarrollo de nuestras industrias, a los bienes comunes en en el país”, enfatizó el entrevistado.

Consumo de agua en las extracciones

El autor del “Atlas Ambiental de Vaca Muerta” aseguró que el promedio de un pozo de fracking -dependiendo algunas variables- utiliza alrededor de 80 millones de litros de agua, mientras que en algunos casos alcanzan los 100 millones de litros de agua.

“Si lo tenemos que comparar con una escuela, un pozo consume el equivalente a una escuela de dimensiones importantes durante veinte años”, explicó el especialista.

“El agua que sacan las industrias petroleras sale del ciclo hidrológico. No es como el agua, por ejemplo, que se utiliza para regar un cultivo, que va a la napa y termina también siendo parte de ese ciclo”. remarcó.

Por otra parte, aclaró que el objetivo es determinar en que condiciones se está dando Vaca Muerta, que sin duda es una realidad.

Presentación del Atlas Ambiental sobre Vaca Muerta

La convocatoria para la presentación del Atlas Ambiental de Vaca Muerta, es para el martes 18 de junio, a las 18 horas, en el Salón Azul de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo).

El miércoles 19 a las 18hs se realizará la presentación en el Instituto de Formación Docente Continua de General Roca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *