Historia de la Pizza

349

Picado Fino”, el espacio que presenta cada semana el periodista Nico Visne sigue creciendo.

Esta semana se detuvo a contar los orígenes de pizza, una de las comidas más consumidas en todo el mundo.

Según estudios de antropología y arqueología, el origen de la pizza se remonta a unos diez mil años, en Jericó –actual Palestina–, con el comienzo de la agricultura y la producción de los primeros panes.

Nico contó que las grandes civilizaciones produjeron y consumieron sus panes planos con “cositas por encima: los egipcios les ponían hierbas y los consumían en celebraciones; los griegos les agregaban cebollas, ajos y especias; los persas, queso y dátiles; y los romanos tenían su staititai –un pan plano redondo condimentado con queso, miel y sésamo”.  

Y aclaró que la pizza como la conocemos hoy se originó en Nápoles, Italia.

Pizza argentina

La llegada de la pizza a nuestro país se produjo durante la segunda mitad del siglo XIX, cuando llegó al país una gran cantidad de italianos huyendo de la guerra y la malaria.

El punto neurálgico fue Buenos Aires y por supuesto el puerto y de La Boca. En ese barrio Nicolás Vaccarezza, pizzero genovés, construyó el primer horno.

En 1932, Agustín Banchero, otro genovés en Buenos Aires, inventó la fugazza con queso y la fugazzetta.

Datos

Según un estudio realizado por la Asociación de Pizzerías y Casas de Empanadas de la Argentina, la de “muzzarella” es el sabor favorito local ya sea en tamaño grande o chicas.

Los resultados del informe revelan que entre las grandes: la de muzzarella es consumida por un 33,83% de la población, le sigue la napolitana con un 11,83% y la de jamón y morrón con un 8,11%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *