La UNCo denunció discriminación tras el acuerdo entre el gobierno y la UBA

78

La Universidad Nacional del Comahue (UNCo) denunció sentirse discriminada tras quedar fuera del acuerdo entre el Gobierno nacional y la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Luego de la aprobación del gobierno para el refuerzo solicitado por la UBA, desde la casa de altos estudios decidieron levantar el “estado de alerta y de profunda preocupación” declarado en abril.

El vicerrector de la UNCo, Paúl Osovnikar, dijo en LU5 que las universidades nacionales, a excepción de la UBA, se encuentran igual que al momento previo a la Marcha Federal Universitaria realizada en abril.

“La UBA unilateralmente acordó con el gobierno, nosotros no vamos a cargar con la universidad pero si con el gobierno porque lo presupuestario es general para todo el sistema universitario”, aseguró el vicerrector.

“Las otras universidades y nosotros también nos sentimos discriminados y pareciera que hay una universidad de primera y el resto somos de segunda”, señaló.

El docente reconoció que no corresponde que cada universidad tenga que reunirse con las autoridades del gobierno para reclamar lo que les corresponde.

“Solamente 300 mil estudiantes van a tener el derecho total y más de 1.7000.000 tienen que estar esperando a ver que cosas van a poder hacer y que cosas no”, explicó el vicerrector.

“La movilización no fue solo por la UBA, fue por todas las universidades y esperemos no tener que ir a la Justicia para reclamar esta discriminación que estamos recibiendo el resto de las universidades nacionales”, finalizó.

Reclamo al gobierno nacional

El entrevistado aseguró que la UNCo recibió el 70% del fondo solamente para funcionamiento por lo que la universidad pasó de un presupuesto de 121 millones a percibir 205 millones de pesos.

“Si nosotros nos hubiésemos gastado los 121 millones y nos quedábamos solo con eso, hoy tendríamos que haber cerrado”, manifestó Osovnikar.

“Hay actividades que tuvimos que rescindir como las salidas de campo, las convocatorias de proyectos de investigación y extensión y es lo primero que tenemos que continuar mencionando porque no es la intención cerrar, pero sí afecta la calidad educativa”, argumentó.

El docente explicó que para su correcto funcionamiento la universidad necesita “más de 400 millones de pesos”, aunque reconoció que reciben el acompañamiento de los gobiernos provinciales y municipales para afrontar parte de los gastos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *