Messi y Tommy, unidos por la adversidad

237

Siempre se dice que una mamá sabe cuando algo le pasa a su hijo. Y Bárbara Esses lo comprobó. Se dio cuenta de que niño padecía de un déficit de la hormona del crecimiento, igual que el capitán de la Selección, Lionel Messi. Gracias al pasado del 10, Tommy pudo entender su problema y conocer al ídolo futbolístico en persona.

Era 2008 cuando, a pesar de las negativas de los médicos, Bárbara sospechaba que algo no estaba bien en la salud de su hijo. “Tommy tenía cuatro años, yo sentía que algo le pasaba. Los pediatras decían que su altura estaba bien porque nosotros no éramos altos”, comentó Barbara. Eso la motivo a investigar. “Fui con todos los papeles al pediatra y le dije, Tommy tiene lo mismo que Messi”, agregó.

En esa época todavía no había mucha información sobre el déficit de la hormona del crecimiento, pero la insistencia de Bárbara logró que los médicos pusieran atención a su caso y pudo recibir el tratamiento adecuado. Hoy, a los 18 años, Tommy pudo superar esta situación y goza de plena salud.

El problema, en su momento, fue explicarle que durante diez años iba a tener que inyectarse todos los días. “¿Cómo le explicas a un niño de cuatro años?”, se preguntó en su momento la mamá. La respuesta la encontraron en el propio Messi. “Había que abordarlo desde un lugar muy amoroso. Lo que hicimos fue comprar un poster de Messi, ponerlo en su cuarto y decirle que lo que tenía él, lo tenía Messi“, detalló. “El tiene la vida que quiso tener, cumplió sus sueños, es un crack, no le impidió hacer nada de lo que quería hacer”, explicaron al niño.

La figura de Messi y su historia de superación fueron los pilares principales para que Tommy pudiera afrontar su tratamiento. “Era su ídolo en el fútbol y se convirtió en su ídolo del tratamiento”, afirmó Bárbara.

Sin embargo, la historia no termina ahí. Su mamá le propuso conocer a Leo y él no lo dudo. “Si no hay nadie más, tenemos que ir por Messi”, detalló. Lograron comunicarse con el papá del futbolista, Jorge. Los invitó a conocer al astro, en ese entonces de 23 años, en el Lobby de un hotel durante una concentración de la Selección Argentina.

Tommy junto a su idolo, Lionel Messi, el único registro de su encuentro.

Fue increíble. Fui con Tommy y nos encontramos con un Lionel que también era un chico. Nos sentamos en el piso a charlar. No había pelotas, camisetas o fútbol de por medio. Estuvimos hablando media hora con él de donde se pinchaba y de donde se pinchaba Messi“, contó la mujer.

No fueron a hacer show, no grabaron nada. Fue el encuentro de dos chicos que entendían por lo que estaban pasando. “Lionel le dijo que cuando lo veía a él, veía el mismo cuerpo que tenía el a su edad“, recordó Bárbara. “Hay que acordarse por lo que pasó Messi” añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *