Para Red Solidaria Neuquén el 2023 fue el peor año

335

El 2023 deja cifras preocupantes en cuanto a las necesidades visibles que se experimentan día a día en las calles de Neuquén, donde la solidaridad y el esfuerzo de cientos de voluntarios parece no alcanzar para superar la crisis que afectan a los sectores más vulnerables.

Uno de los voluntarios de Red Solidaria, Alberto Cámpora, dijo que ha sido un año difícil para todos, en el que los panoramas no cambiaron y donde en ningún momento se percibió una mejora.

“Otros años después de la campaña del frío nosotros notábamos que la cantidad de la gente en la calle mermaba, pero este año notamos con tristeza y preocupación que no pasó”, explicó Cámpora.

“Está muy complicado otro sector que está siendo afectado por la falta de alquileres, porque los ingresos se asemejan a los gastos y porque lo que las familias cobran se va en alimento”, señaló.

Cámpora analizó la realidad social de Neuquén y dijo que “no consideran que la migración haya generado la falta de trabajo por el ingreso de personas de otras provincias a Neuquén” y que aunque es una realidad no es un factor determinante.

“No quiero que suene catastrófico pero es lo peor que he visto, es 8 de diciembre y seguimos saliendo a la calle. Las energías del voluntariado también son agotables”, aseguró Cámpora.

Consumos problemáticos

El voluntario reconoció que es cada vez más común encontrarse con chicos jóvenes que son de la ciudad y andan en la calle. “Creemos que hay problemas por consumos problemáticos”, dijo.

“El alcohol está muy presente en la calle porque cualquiera puede acceder y aunque parezca estúpido es barato”, manifestó Cámpora.

“Lo que sucede en los hospitales, sobre todo en el Castro Rendón, ha demostrado que la situación se escapa de las manos de la estructura política”, remarcó.

La situación los excede

Cámpora reconoció que el voluntariado es una herramienta muy poderosa y que hay muchas personas haciendo tareas solidaras por el cariño hacia el otro, pero aclaró que es una situación que “los excede”.

“Con un plato de comida podemos favorecer a 150 personas, pero la cantidad de afectados por las necesidades son mucho mayores”, explicó el voluntario.

“Ahí se complica la tarea, porque el voluntariado no está diseñada para poder resolverlo“, señaló.

Por último, Cámpora apeló a una mejor comunicación entre el gobierno y los voluntariados y aclaró que mejorar en ese aspecto “te permite poder entender lo que le pasa al otro y saber con qué contar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *