Prueban chips cerebrales en humanos

471

El periodista Juan Cuccarese nos informa cada semana sobre novedades tecnológicas. En esta ocasión habló sobre la revolución de Neuralink, la empresa de Elon Musk que busca generar una relación simbiótica entre humanos y máquinas mediante la implantación de chips cerebrales.

Inicialmente la empresa implantó estos chips en animales para medir la actividad cerebral, pero hace pocas semanas atrás se realizó la primera implantación en humanos.

En este sentido Elon Musk dijo que “este primer paciente fue capaz de mover el cursor de una computadora con el pensamiento y llevar adelante una serie de acciones“.

El paciente se recuperó sin ningún tipo de inconvenientes de la implementación del chip, según informó Musk a través de su red social X (antes twitter)

Desde la empresa pretenden que exista mayor control desde el pensamiento y a futuro buscan incorporar el uso de algunos gestos y perfeccionarlo.

La tecnología del chip de neuralink funciona a partir de un dispositivo que tiene un tamaño similar al de 5 monedas apiladas, si bien no se trata de un tamaño de grandes dimensiones, supera lo que estaba previsto inicialmente.

Neuralink pretende que sea posible trasladar información desde una computadora hacia el cerebro humano, una situación que ya genera polémica a nivel mundial.

También pretenden que la información que se trasmite al cerebro permita tratar enfermedades y trastornos neurológicos de manera más simple.

Campaña Masiva de Voluntarios

Se espera que para otoño se profundicen los estudios con nuevos pacientes, por lo que se ha realizado una nueva y masiva convocatoria.

Además actualmente están trabajando con otros dos implantes revolucionarios, uno para restaurar la visión -incluso en personas que nunca la han tenido -y otra para restablecer funciones corporales básicas en personas con parálisis por daños en la médula espinal.

¿Te ofrecerías como paciente o esperarías a que se perfeccione? Dejamos abierta la pregunta para que vos también te animes a responderla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *