Glenn Cunningham, el mejor corredor de una milla en EE.UU

740

Glenn Cunningham nació en agosto de 1909, en Kansas y comenzó a correr cuando era pequeño, tras superar dos años de convalecencia, consecuencia de un grave accidente.

Empezó a sorprender durante su último año de secundaria, cuando ganó varias carreras de la milla. Ya en la universidad conquistó dos títulos de la NCAA (Asociación Nacional Deportiva Universitaria, en español) y ocho títulos nacionales de la AAU (Unión Deportiva Amateur).

Luego de ganar las medallas como amateur de 1932, compitió en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en la disciplina de 1.500 metros. Sin embargo, no consiguió alcanzar el podio y quedó en cuarta posición.

A lo largo de su carrera estableció los récords mundiales de 1 milla y 800 metros. Además, batió 7 récords mundiales indoor en 1.500 metros y 1 milla, respectivamente.

Varios años más tarde, él y su esposa abrieron el Glenn Cunningham Youth Ranch, en Kansas. Un rancho donde ambos ayudaron a unos 10.000 niños necesitados y maltratados.

Después de una larga vida dedicada al deporte, Glen murió en marzo de 1988.

¿Por qué su carrera es espectacular?

Hasta aquí la historia de Cunningham podría ser la de otros muchos atletas pasados o presentes. Pero para entender lo sorprendente de la suya hay que remontarse hasta 1917, cuando sólo tenía 8 años.

Glenn y su hermano de 13 años ganaban unos pesos para ayudar en la economía familiar, ocupándose de la estufa del colegio.

Una mañana, por accidente, el encargado del reparto confundió las garrafas y dejó gasolina en lugar de querosene. Cuando los pequeños Cunningham encendieron la estufa, sin darse cuenta del cambio, hubo una tremenda explosión seguida de un incendio.

Su hermano mayor murió y Glenn sufrió graves quemaduras en las piernas. Perdió todo el músculo de rodillas y espinillas, así como los dedos del pie izquierdo, entre otras lesiones.

Ante este panorama, los doctores propusieron la amputación de ambos miembros inferiores. Glenn, al enterarse, sufrió tal desazón que sus padres se opusieron a la intervención. A pesar de que los médicos aseguraron que nunca volvería a caminar, una nueva terapia, los masajes diarios que sus padres le hacían y su propia determinación, hizo que sólo 2 años después, en 1919 volviese a andar.

Poco tiempo más tarde descubrió que cuando corría, sufría menos que cuando sólo caminaba, así que comenzó a correr a todas partes. Y lo demás… ya es historia.

Otros datos de la biografía de Glenn Cunningham

Mientras la delegación estadounidense viajaba en barco hasta Berlín, en 1936, sus compañeros votaron a Glenn Cunningham como el “Atleta Más Popular“.

Portada de “Never Quit”, libro de Cunningham.

Desde 1974 forma parte del Salón Nacional de la Fama del Atletismo.

En 1981 escribió un libro con el que pudo inspirar a miles de lectores a través de su propia biografía “Never Quit”.

A su regreso de aquellos Juegos Olímpicos obtuvo una maestría en la Universidad de Iowa y un doctorado en la de Nueva York.

Un parque de Elkhart, la ciudad de Kansas donde se crió, lleva su nombre, así como la carrera de 1 milla que se disputa en los Kansas Relays.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

One thought on “Glenn Cunningham, el mejor corredor de una milla en EE.UU

  1. · mayo 9, 2024 at 9:50 am

    Inspiradora historia, la constancia, fé y optimismo juegan papel un importante en la vida de este atleta, pero más importante fue la confianza puesta en Dios, que aunque la ciencia médica decía una cosa, el le creyó a Dios y Dios lo exaltó, su confianza estuvo en Dios y no en el hombre