Temporada de conservas y dulces caseros

404

En otra entrega de “Picado Fino”, el periodista Nico Visne aseguró que ésta es la mejor temporada para hacer mermeladas y conservas como una forma de prepararnos para el otoño y los meses del invierno.

Visne asegura que en líneas generales se pueden lograr mermeladas muy parecidas a la de los supermercados e incluso mejores desde la propia casa.

Para realizar este proceso de la manera más segura y precisa, el periodista gastronómico ofrece algunos tips para tener en cuenta.

En primer lugar es necesaria la esterilización de los frascos, que permite evitar enfermedades perjudiciales para la salud como el botulismo.

Es fundamental hervir los frascos durante por lo menos 10 minutos a más de 80° inmediatamente de empezar a producir nuestra mermelada.

Al retiralos se deben dejar boca arriba con un paño limpio (no es necesario secarlos) y luego se debe colocar la mezcla con el frasco en temperatura.

También se pueden llenar de agua hasta la mitad y colocarlos en el microondas (sin las tapas) a potencia máxima, durante 10 minutos o hasta que hierva.

Luego es importante pasar un algodón con alcohol por dentro y esos mismos frascos se colocan en la rejilla de gas con el horno encendido -al mínimo- y con la puerta abierta.

Además es clave rotular el producto con etiqueta y guardarlo. Una vez abierto se deben guardar en la heladera si o si como máximo 6 días para evitar bacterias.

Envasado

Se sugiere envasar los dulces en los frascos con un embudo, dejando un centímetro libre en los bordes. Una vez tapado se le da un golpe de hervor durante 20 minutos – de acuerdo al tamaño – y se deja enfriar a temperatura ambiente.

“En ese momento se va a escuchar un ruido característico cuando se produce el vació en las tapas y ahí es donde se etiqueta, se guarda en un lugar fresco y con poca luz. Al abrirlo nuevamente la tapa debe hacer un sonido similar al que ocurre al momento de envasarlo”, explica Visne.

La mejor recomendación desde este espacio es que si tenés tiempo y ganas, aproveches para hacer conservas, pickles, dulces, salsas de tomate, y cuando tengas la posibilidad de usarlos durante el año seguramente te vas a sentir muy gratificado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *