Un argentino elegido como el mejor fotógrafo de naturaleza del mundo

624

Se trata de Nicolás Marín Benítez, oriundo de San Miguel, quien fue galardonado recientemente en la categoría “Recuperando la Naturaleza”por la competencia EPOTY (Enviromental Photographer of the Year) uno de los reconocimientos más importantes de la fotografía a nivel mundial.

“Corales de noche”

De esta manera se convirtió en el primer argentino en ganar el premio como mejor fotógrafo del año.

El joven de 24 años recibió el reconocimiento por su trabajo “Corales de noche” imagen que consiguió durante una jornada de trabajo nocturno en Aruba.

“La fotografía termina ganando por una cuestión de diferencia. Es una fotografía que tomé en Aruba este año a las 11 de la noche, con una luz ultravioleta, que para las cámaras hoy es muy dificil poder capturar esa luz”, aseguró Benítez.

“Se me ocurrió utilizar una técnica de larga exposición, me sostuve en una roca, pude sacar la foto y cuando vi los resultados me di cuenta que podía ser una de las que al jurado le podía llegar a gustar”, señaló.

El joven fotógrafo asegura que la imagen conceptualmente representa que incluso cuando todo parece oscuro, también puede haber luz.

Trayectoria

Marín Benítez se inició en la fotografía a los 18 años luego de terminar la secundaria. En 2021 ingresó como explorador de National Geographic donde actualmente continúa trabajando y recorriendo el mundo.

“El 99% de las expediciones son para documentar los efectos del cambio climático”, explicó Benítez.

“Cuando me fui al polo norte, me tocó documentar como el deshielo se está acelerando por los cambios del calentamiento global y esto es por incidencia humana”, remarcó.

Visita a la Argentina y próximos proyectos

El joven comentó que se encuentra en San Miguel, en la casa de su padre, “haciendo de hijo” y disfrutando de sus afectos, mientras se prepara para una nueva aventura.

“En las próximas 2 semanas me toca embarcarme a las Islas Malvinas siguiendo los pasos de Charles Darwin al rededor del mundo”, manifestó Benítez.

“Hasta la semana pasada me había tocado bucear con Sarah Darwin, la tataranieta de Charles Darwin, que continúa con la teoría de la evolución para niños y fue un placer conocerla“, remarcó.

Su fotografía más impactante

Benítez asegura que este año durante uno de sus viajes presenció a una familia de orcas mientras le enseñaba a cazar a su cría.

“La orca misma me estaba ofreciendo su comida que es un comportamiento que hacen a menudo, y vivenciar en persona cosas que veía en documentales, me parece lo más increíble”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *