Zapala: Reconstruyeron las últimas horas del soldado Córdoba en el cuartel

558

La reconstrucción de la última guardia que realizó Pablo Córdoba (21) en las instalaciones del Ejército en la localidad neuquina de Zapala, se realizó anoche para que las condiciones lumínicas fueran similares a las de la madrugada del 1 de junio, cuando el soldado voluntario falleció a causa de dos impactos de bala en su cabeza.

En el lugar estuvieron presentes el juez federal subrogante, Hugo Greca; la fiscal federal interina, Karina Martínez Stagnaro; personal de Criminalística, de Gendarmería Nacional y de la Policía Federal, familiares querellantes, testigos y abogados.

En noviembre, la calificación del caso se cambió y el hecho comenzó a ser investigado como “homicidio”, ya que en principio se consideró la hipótesis del suicidio, pero un peritaje confirmó que el joven no se pudo haber disparado dos veces y tampoco tenía pólvora en sus manos,

Por otra parte, el informe de la autopsia psicológica, firmado por la psicóloga de la División de Medicina Legal de Gendarmería, Silvana Bloise, indicó que Pablo tenía una conducta “entusiasta, sociable y alegre”; además de “estabilidad emocional” en los meses previos a su muerte.

La familia descartó la hipótesis del suicidio desde el primer momento y el abogado querellante, Maximiliano Orpianessi, sostuvo que “desde el sentido común no puede dispararse dos veces, y menos dos disparos con esa arma de fuego, un FAL (fusil automático liviano), cuyo proyectil genera daños cerebrales tremendos”.

Relación hostil

El suboficial Juan José Córdoba Salto, padre del soldado, dijo que no está conforme con “la forma en que se llevó adelante la reconstrucción”.

“El juez Greca fue hostil como siempre con nosotros, desde un principio se dirigió de una manera totalmente irrespetuosa con mi hija, prácticamente echándola antes de comenzar la reconstrucción, diciendo que no es parte de la querella”, comentó.

Luego, Córdoba Salto le dijo a uno de los testigos: “no te creo nada, estás mintiendo”, y el juez ordenó que se registre la situación, y lo echó.

La reconstrucción comenzó ayer a las 20 y finalizó a las 3.30 de la madrugada de hoy.

Carrasco

Pablo había cumplido 21 años pocas semanas antes del 1 de junio, el día que fue encontrado con dos disparos mientras realizaba una guardia en el Grupo de Artillería 16, el mismo cuartel donde en 1994 fue asesinado Omar Carrasco, cuya muerte derivó en el fin del servicio militar obligatorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *